Lenguados

Paralichthyidae

@ProyectoArrecife 2

Descripción: Habita directamente sobre el fondo marino y morfológicamente es inconfundible, ya que se apoya sobre uno de sus lados, migrando órganos, coloración y funciones hacia el otro lado. Por ello desarrolla una forma plana, comprimida bilateralmente, con el lado inferior de color blanco. Es ovalado, de cabeza pequeña y con ambos ojos sobre un mismo lado. Tiene boca mediana, en posición oblicua y labios protráctiles. Su coloración está en la gama del pardo y algunos poseen la capacidad de adaptarla para mimetizarse al patrón de colores de su entorno. Existen cinco especies predominantes de leguados en Argentina. Cuatro pertenecen a la familia Paralichthyidae: el leguado patagónico; Paralichthys patagonicus, el lenguado isóceles; Paralichthys isósceles, el lenguado rasile Xystreurys rasile y Paralichthys orbignyanus, y un representante de la familia Pleuronectidae: el lenguado de gancho Oncopterus darwinii.

Dieta: El lenguado es un cazador activo que consume presas vivas, principalmente pelágicas. Se deposita en el fondo y suele cubrirse con el sedimento, pudiendo enterrarse completamente agitando sus aletas. Para capturar su presa, el pez aguarda quieto hasta una proximidad determinada y luego, en un movimiento donde la velocidad es la clave, flexiona su cabeza hacia el lado ocular e inmediatamente extiende sus labios protráctiles. Estos recorren el trayecto final hasta la presa en fracciones de segundo y aumentan varias veces la amplitud total de la boca. La dieta es diferente entre especies y a lo largo de su crecimiento, pero la presa principal son los peces, luego crustáceos del fondo y por último suelen consumir moluscos, como los calamares y los pulpos.

Hábitat: El lenguado se distribuye en la costa Argentina desde el límite con Uruguay hasta el Golfo San Jorge. Si bien no utiliza las estructuras rocosas como refugio, es común encontrarlo asociado a los arrecifes.

Reproducción: El lenguado es un pez ovíparo que presenta fecundación externa. No muestra un dimorfismo sexual marcado, pero el tamaño en las hembras suele ser mayor que el de los machos, y durante la etapa reproductiva, ésta presenta un vientre más abultado. El mecanismo de desove se conoce como parcial o fraccionado, por el cual las hembras van desprendiendo lotes de huevos en función de su estado de desarrollo, a lo largo de toda la temporada reproductiva.

Autores de la ficha: Proyecto arrecife, Manuela Funes

Fuentes y Créditos

  1. (c) Gonzalo Bravo, algunos derechos reservados (CC BY-NC), https://www.inaturalist.org/photos/72409522
  2. (c) Gonzalo Bravo, algunos derechos reservados (CC BY-SA)

Más información

ArgentiNat Mapa

Zona submareal
Vida Silvestre es una entidad asociada a la Organización Mundial de Conservación